sábado, 10 de julio de 2010


Decir a estas alturas que estoy hasta las narices de tanto lobo con piel de cordero, y de incautas que se dejan engatusar por ellos, o mejor dicho, por sus palabras. Es quedarme desfasada, creo que ya se ha machacado este tema en varias ocasiones y por muchos lares. Pero la cosa, tiene guasa. Sobre todo cuando se siente el -“idolatrado, adorado y alabado” lobo, por esas corderitas-, ofendido y OFENDE,

Podría poner hasta enlaces de ciertas webs, donde el comportamiento de estos individuos, es exactamente el mismo, deberían de juntarse todos, así sabríamos donde se encontrarían estos grupos de impresentables y no nos los encontraríamos a cada paso, como las “catalinas” de perro (aunque de buena suerte pisarlas, pero…¿Y esquivarlas ,eh?) ,bueno, estos son los síntomas:

Dicen estar muy ocupados, pero tienen tiempo para pensar en que
escribir, llevarlo a cabo y darlo a conocer pegándolo en el foro, blog… ¡A DIARIO! y varias veces.

Suelen ser muy cariñosos con todos aquellos que le aplaudan
continuamente: Que si cariño, tesoro, mi vida, etc., etc., etc.…

Dejan correr líneas de tinta con palabras retóricas, adornadas y
sobre todo, intentan arreglar el mundo, pero no el suyo, sino el de todos. Ya ves tú, siendo como somos cada uno un mundo, totalmente distintos, con nuestros problemas y llega el “iluminado” a intentar solucionar de un plumazo todos nuestros problemas, cambiar nuestros ideales, con unas simples letras… Que bonito, es tierno cual solomillo (que esté tierno, claro).

Presume de ir de independiente, de anarquista, de liberal, pero,
no perdona que tú opines lo que quieras y como quieras porque ¡ya estas ofendiendo!, entonces ¿esto cómo se come? O somos, o no somos ¿no?

Después, cuando ya se le empieza a llevar la contraria, es cuando se le cae esa piel de cordero (que tanto engaña a tantas/os) y aparece ¡el lobo! Y entonces sí, ahora sí demuestra quien es: Echa cosas en cara, te insulta, ejerce de psicólogo y te da un diagnostico (es que el sabe mucho de todo, claro). Ejerce de hombre invisible, digo yo que, será por eso por lo que sabe si tu vida va bien o mal, no sé, lo mismo es ¡adivino!. Empieza a rodearse de cómplices con los que cachondearse de esa persona (eso demuestra quien es claramente). Ejerce de juez y verdugo: tú has hecho esto y yo te castigo con… una poesía estúpida, pero que para él debe de ser la hostia, claro.

También te das cuenta, cuando se convierte el lobo feroz que,
mientras te decía bonita, besitos y todas esas ñoñadas, estaba hablando de ti a tus espaldas: msn, emails, privates, chats…). Y cuando llega el enfrentamiento entonces sí. Ahí te lo suelta todo, y tu, que te quedas con cara de vaca mirando a un tren, te preguntas ¿Y éste? ¿de qué va?... ¿Qué me he perdido?

Además, hay algo muy curioso, a todos, pero a todos estos seres,
les da siempre por decir lo mismo: ¡Estará enamorada, jajaja! (de ellos claro, eso piensan). O, eso otro de: “Ésta folla poco”…, eso, cuando no hacen alusión a: “Estará menopaúsica”. Ya ves tú, como si los hombres se librasen de la andropausia (pitopausia para los amigos). Y a nosotras no nos da por decirles… “Andaaa, éste es impotente, o la tiene pequeña, o tiene callos de tanto cascársela”. Y tu con los ojos como platos, pero ahora, con cara de Heidi observando nubes. Te sigues preguntando, pero y éste ¿Qué coño sabe de mi?

En fin, que de ignorantes está el mundo lleno

No hay comentarios: