sábado, 7 de agosto de 2010

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal se pregunta “cómo se puede decir no a la guerra, no a la violencia doméstica y sí al aborto“.

No a la guerra: Porque mata y no soluciona nada.
No a la violencia doméstica: Porque es un abuso y una forma de tortura.
Sí al aborto: Porque hay situaciones en los que es necesaria. Porque el feto no tiene consciencia ni se puede considerar un ser vivo en los primeros estadíos del embarazo. Porque mejor es un aborto que una vida desgraciada para los padres y el propio hijo. Porque dar en adopción no siempre es una alternativa. Porque los anticonceptivos fallan. Porque se debe poder elegir. Porque es un problema que sólo incumbe a la pareja, y no a la conferencia episcopal… El sistema actual ya toma las precauciones necesarias para asegurarse de que psicológicamente la pareja está preparada y segura.Lo ven, no es tan difícil, con un poco de cuidado se puede lograr, por lo que les animo a que lo sigan intentando.
SI AL ABORTO PORQUE ES NUESTRO CUERPO Y NOSOTRAS DECIDIMOS Y QUE NADIE CREA QUE ES UNA OPCION FÁCIL PARA LA MUJER ..... ES DURA MUY DURA

No hay comentarios: